Club de Lectura Uned Ávila

 

 

BIENVENIDA/O A NUESTRA PÁGINA WEB



 Próxima reunión:  27 de mayo de 2024

 

Estamos leyendo:

Corren los años treinta en Madrid y las trabajadoras de un distinguido salón de té cercano a la Puerta del Sol ajustan sus uniformes para comenzar una nueva jornada laboral. Antonia es la más veterana, aunque nunca nadie le ha reconocido su competencia. A la pequeña Marta la miseria la ha vuelto decidida y osada. Paca, treintañera y beata, pasa sus horas de ocio en un convento y Laurita, la ahijada del dueño, se tiene por una «chica moderna». Únicamente Matilde tiene ese «espíritu revoltoso» que se plantea una existencia diferente. Todas trabajan por un salario de hambre y una absoluta falta de expectativas. Están acostumbradas a callar: frente al jefe, frente al marido, frente al padre. Su vida se traduce en esta reflexión de Matilde: «Diez horas de trabajo, cansancio, tres pesetas».

  

Autora: Luisa Carnés


Luisa Carnés (Masdrid,1905-Ciudad de México1964), también conocida por los seudónimos de Clarita Montes y Natalia Valle, fue una escritora y periodista española, activista y militante del PCE (Partido Comunista Español), autora de una obra abundante y contundente.
Fue hija de Luis Carnés, peluquero, y Rosario Caballero, ama de casa, ambos de procedencia muy modesta. Luisa fue la primera de seis hijos.
De ella se sabía muy poco, hasta hace algunos años cuando comenzó a reivindicarse su obra, impecable a nivel literario, a pesar de tener formación autodidacta. Aunque Luisa Carnés no era igual a las escritoras de su tiempo, quienes en su mayoría provenían de entornos cultos y muy adinerados, supo capitalizar su talento literario muy bien.
Sus primeros escritos están marcados por su compromiso social y político como republicana, preocupada por la realidad de la clase obrera. La obra de Carnés, que escribió con el pseudónimo de Clarita Montes, se enfocaba en su sentido social.
La escritora tuvo una mirada siempre pedagógica, sacando a relucir las condiciones de vida de las mujeres (sobre todo de la clase obrera), los derechos femeninos, de los niños huérfanos y explotados, y, por supuesto, su defensa a la legalidad republicana.
Desde niña comenzó a trabajar como sombrerera en un taller de su tía; fue aprendiz, luego oficiala y finalmente maestra. Fue camarera en un salón de té y luego trabajó como mecanógrafa en la casa editorial Compañía Iberoamericana de Publicaciones (CIAP), empleo que le cambió la vida.
Comenzó a interesarse por los derechos de las mujeres obreras, y en 1923 tomó la pluma para escribir su primer cuento. Aunque no tenía mucho dinero para comprar libros, le encantaba leer y se formó de manera autodidacta con libros que intercambiaba en librerías populares.
Su formación se limitó a unos cursos básicos que realizó en un colegio de monjas. El conocimiento adicional que obtuvo fue producto de su esfuerzo personal: nunca dejó de leer ni de escribir, y eso se demuestra en el nivel de maestría de sus textos.
Aunque existen muy pocos datos biográficos de esta escritora, se han podido recopilar pistas de su vida y se dice que su libro Tea rooms, su novela más exitosa, fue inspirada en los tiempos en que trabajó como camarera. Asimismo, su libro De Barcelona a la Bretaña (Renacimiento) narra su viaje al exilio en 1939.
A los 18 años comenzó a escribir cuentos basados en las experiencias de su vida, y antes de 1936 ya había publicado tres novelas: Peregrinos de Calvario (1928), Natacha (1930) y Tea Rooms, Mujeres obreras (1934).      Seguir leyendo la biografía

TEA ROOMS. MUJERES OBRERAS:
UNA NOVELA DE AVANZADA DE LUISA CARNÉS

Tea Rooms. Mujeres obreras (1934) es una novela escrita por una mujer de origen obrero que quiere ser lectura para las mujeres trabajadoras. En ella Luisa Carnés, escritora largo tiempo postergada, tal vez por su condición de mujer y el compromiso militante de su producción literaria, retrata de soslayo la sociedad de la II República, pero sobre todo representa y problematiza la doble explotación de las mujeres, jugando con repeticiones, metáforas, imágenes e innovaciones estéticas, en un tono vanguardista, pero desde un lenguaje directo y claro de denuncia.   Ver el siguiente PDF

Luisa Carnés y su contribución a la difusión del teatro de agitación y propaganda durante
la guerra civil española.

El teatro de agitación llegó a la escena española por influencia de la Revolución Rusa y fue desarrollado durante la República de Weimar (1918-1933), principalmente, a través de la obra teórica del dramaturgo alemán Erwin Piscator. Su presencia en los escenarios españoles resultó bastante marginal, si bien logró su mayor difusión en Madrid y Barcelona, entre 1931 y 1934.
En España, esta modalidad teatral aparece vinculada a la propaganda política y, en particular, en clara dependencia del PCE (Madrid) y el BOC (Barcelona). Ambos partidos la utilizaron como instrumento de agitprop con el fin de extender su influencia social, sobre todo, entre los jóvenes y a través de la cultura (por ejemplo, con la formación de grupos teatrales).

La escritora y periodista Luisa Carnés –que forma parte de la intelectualidad republicana y cuyo compromiso político con la República amenazada se demostró muy firme– escribió en el verano de 1936 una obra corta, Así empezó..., la cual se estrenó junto a otras ya conocidas de los escritores César Falcón, Rafael Alberti, e Irene Falcón, en el teatro Lara de Madrid, el 22 de octubre de 1936. Hasta el momento no se ha localizado el texto de la obra de Carnés. Desde su trabajo como periodista, entre 1936 y 1938, la misma autora contribuirá también con sus escritos a difundir las actividades de los grupos teatrales que representan el teatro de agitación y propaganda en la retaguardia.      Ver el siguiente PDF

 LA LITERATURA DE LUISA CARNÉS DURANTE LA SEGUNDA REPÚBLICA: TEA ROOMS

La novela que publicó Luisa Carnés en 1934, Tea rooms. Mujeres obreras, es uno de los textos literarios más interesantes del momento. Su reflexión sobre la posición de la mujer en el mundo del trabajo en la España de la época, la modernidad de su estilo, estructura, voz narrativa e innovación literaria convierten este texto en un referente obligado del surgimiento de una cultura realmente nueva en los años 30 del siglo pasado. Todo ello enmarcado, además, en un intenso compromiso con la realidad histórica del momento.

Ver el siguiente PDF

RTVE La 2 es teatro

RTVE Play

Salón de té La Moderna (Serie)

 

MADRID, 1930. La capital es un escenario de grandes cambios y con un universo intelectual y cultural efervescente capitaneado sobre todo por la Generación del 27, incluidas las artistas denominadas las “Sinsombrero”, como María Zambrano, Rosa Chacel, Maruja Mallo o, según algunos, Luisa Carnés. Desafortunadamente, el ambiente inestable tanto político como social que se extiende por todo el país cala profundamente en la gente de Madrid. Sin embargo, hay un local selecto, cerca de la Puerta del Sol, donde los problemas y conflictos no cruzan la puerta, es el salón de té “La Moderna”. Su bollería, pastelería, embutidos, té y café, así como la calidez y esplendor de su decorado, componen un reclamo para muchos madrileños cuyos bolsillos pueden permitirles el lujo de disfrutar de su excelencia: familias de clase media y alta, militares, actores, funcionarios, oficinistas, empresarios…

 

Pero hay otras personas que apenas llegan a fin de mes y que pasan más tiempo que nadie en el distinguido salón de té: sus empleadas. Embutidas en sus uniformes atienden a la clientela deambulando como de puntillas, sonriendo y evitando hablar con los clientes más de lo necesario. Estas son las protagonistas de esta historia.
Basada en la novela “Tea Rooms” de Luisa Carnés.

 

 Para ver la serie, pincha sobre la imagen





 





 


Temporada 2023-2024